miércoles, 9 de noviembre de 2011

Cómo reparar una instalación de Windows XP

Repara una instalación de Windows XP dañada ya sea por un error humano o causada por un virus o troyano.
Antes de empezar a realizar el proceso de reparación asegúrate de que en la Bios esté configurado la unidad de CD-ROM como primer dispositivo de arranque y el disco duro como segundo dispositivo de arranque. Guarda los cambios y sal de la BIOS.


Inserta el disco de Windows XP antes de iniciar el sistema. Cuando veas un mensaje del tipo “Para iniciar desde el CD presiona Enter (o alguna tecla)”, pues hazlo.
Ahora verás una opción para reparar Windows XP presionando “R”, pero no selecciones esa opción. Si seleccionas esa opción, el programa te llevará a la consola de recuperación que NO es lo que queremos. En vez de eso, selecciona “Continuar la instalación”.
Cuando veas los términos de aceptación, presiona F8 para aceptar.
En la siguiente pantalla asegúrate de que la actual instalación de Windows XP esté seleccionada y presiona “R” para reparar dicha instalación. En este punto, Windows XP empezará a sobreescribir la instalación actual del sistema reemplazando archivos de sistema dañados, perdidos o modificados. Luego solo sigue los pasos que te piden para terminar la reparación del sistema.
Si todo sale bien, se mantendrán los archivos de configuraciónpersonalizados y los programas anteriormente instalados.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada